ETSIT Telecomunicación Valencia

Núria Llín

Los retos de la educación digital

14/06/2017

Núria Llín


Núria Llín: La ingeniera inquieta ante los retos de la educación digital



Entrevista a Núria Llín, ingeniera de Telecomunicación, antigua alumna de TelecoUPV y próxima madrina de promoción del Acto de Graduación 2017, que trabaja en el futuro de la educación digital desde Texas Instruments en colaboración con la Comisión Europea.


Formuló su ecuación con variables tecnológicas, sociológicas y cosmopolitas y el resultado queda patente en toda su trayectoria profesional. Nuria Llin sigue atenta y curiosa ante nuevos retos, tratando de hacer confluir personas con perfiles multidisciplinares y experiencias para hacer crecer los proyectos en los que se embarca. Actualmente dirige el Departamento de Educación de Texas Instruments en la región de Europa, Medio Oriente y África. Nuria Llin es antigua alumna de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación y nos acompañará el próximo 29 de junio, a las 18h, como madrina de promoción en el Acto de Graduación de TelecomVLC, en esta entrevista vamos a conocer un poco más sobre ella:



1. ¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional desde que concluiste tus estudios?



Mi trayectoria profesional hasta ahora ha estado marcada por diferentes experiencias internacionales, principalmente en el ámbito de los negocios y del marketing aplicados a la ingeniería, además de colaboraciones con organismos internacionales, como la Comisión Europea y diferentes Ministerios de Educación.

El estudio de distintos idiomas y la inquietud de viajar, me llevaron a postular a un puesto en prácticas en Texas Instruments (TI) en Alemania cuando aún no había concluido mis estudios. Empecé en el Departamento de Servicio Técnico, dando soporte a clientes que trabajaban con nuestros DSPs, microcontroladores y productos de Low Power RF. Esta experiencia me permitió aplicar conceptos teóricos ya vistos en asignaturas de electrónica, además de aprender cómo funciona una compañía de este tamaño: cómo los distintos departamentos interaccionan entre sí; los problemas a los que se enfrenta un cliente; pero sobretodo, me sirvió para darme cuenta de cuán necesario es que un estudiante de ingeniería posea una visión global más allá de los típicos conceptos teóricos vistos en libros.



“Es clave que un estudiante de ingeniería posea una visión global más allá de conceptos teóricos”

Finalizado tal periodo de prácticas, me dirigí a Francia, donde terminé Teleco y participé activamente en distintas iniciativas estudiantiles, como el Club de Robótica y la asociación de Jóvenes Emprendedores. Una vez allí, me contactaron mis antiguos supervisores ofreciéndome un puesto en TI como Business Development Manager, una posición con muy buenas condiciones para un recién titulado y con muchas opciones de crecimiento. Fue una decisión difícil porque en Francia me sentía muy integrada y mi dominio del idioma francés era mucho mayor que el del idioma alemán, a pesar de ello decidí aceptar el reto.

Desde entonces, he tenido un crecimiento vertical dentro de la compañía, encargándome de distintos ejes del Departamento de Educación de Texas Instruments en Europa. Actualmente dirijo dicho departamento en la región de Europa, Medio Oriente y África, coordinando distintos proyectos educativos en esta región y lanzando iniciativas con organismos internacionales, especialmente con la Comisión Europea. Este avance no ha sido fácil, ya que en paralelo a mi trabajo a tiempo completo, completé un Master Semipresencial de Estudios en la Unión Europea, cubriendo conceptos como economía, derecho y ciencias políticas.



2. ¿Por qué elegiste ingeniería de telecomunicación?


He de admitir que no lo tenía claro y matricularme en Teleco no fue por vocación. Siempre se me dieron muy bien las asignaturas científicas y técnicas, pero no dejaban de gustarme las ciencias sociales. Quería estudiar ingeniería, pero no quería centrarme en un campo reducido de ella. También tenía claro que quería estudiar en la UPV después de quedar impresionada tras una visita de puertas abiertas que organizó mi instituto en su día.



“Escogí la telecomunicación porque recogía mayor rango de conceptos técnicos y vi muchas aplicaciones prácticas”

Después de investigar las distintas opciones de ingeniería ofrecidas por la UPV, llegué a la conclusión de que Telecomunicaciones ofrecía un mayor rango de conceptos técnicos, desde entender cómo trabaja un ordenador, a cómo se transmiten las ondas en un simple cable o en una complicadísima antena. Vi muchas aplicaciones prácticas a los estudios y eso me atrajo en su momento.

Teleco se hace complicada, la carrera es dura y es un reto continuo estar estudiando conceptos “que no se ven”: por ejemplo, un ingeniero industrial ve y toca motores, son conceptos tangibles, ¡pero el Teleco se tiene que “imaginar” las ondas (a simple vista)! Echando la vista atrás, fueron unos años difíciles, de mucho sacrificio y donde muchas veces uno tiene la sensación de encontrarse en un “maratón” en vez de en una “carrera”. No me arrepiento de la elección que hice en su momento y ahora me alegra que la carrera haya incorporado asignaturas obligatorias relacionadas con la empresa, asignaturas que yo en su día no seguí y que estoy convencidísima de su valor a posteriori para los alumnos en su trayectoria profesional.



3. ¿Cuáles son tus mejores recuerdos de tu paso por la UPV?


La UPV está situada en un entorno privilegiado, con fácil acceso a la ciudad y a la playa, además de reunir alumnos de muy diversos perfiles: desde ingenieros, pasando por estudiantes de ADE, hasta Bellas Artes. Yo esto lo aproveché bien: procuré ampliar mi círculo con estudiantes de otras Escuelas e implicarme en distintas actividades estudiantiles: coordinando la asociación Tándem para el intercambio de idiomas, fui Webmaster de la web de la ETSIT durante un tiempo y también trabajé en la adaptación de los planes de estudios al Plan Bologna, así como en el Departamento de Normalizació Lingüística del Valenciá. Fue además en la UPV donde conocí a mi a mi pareja, estudiante de Bellas Artes y con quien ahora estoy casada y tengo una pequeña bebé.



4. ¿Ha variado la tecnología que utilizaste durante tu carrera y la que hoy está al servicio de los alumnos? ¿En qué sentido?



Mucho, por mis manos pasaron las copias originales de los “Apuntes de Pak”, escritas a papel y boli ☺!



5. ¿Cuáles son las tendencias en el ámbito de la educación digital?



Se tiende a pensar que la educación digital sólo abarca conceptos digitales e informáticos, lo que desde mi punto de vista es un gran error. Por ejemplo, cada vez son más las iniciativas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) que se promueven en colegios y entre el público más joven para atraerles hacia carreras técnicas en el futuro. Pero lo cierto es que cuando se promueve la rama “Engineering’’, se tienden a organizar actividades relacionadas con la programación, olvidando que la ingeniería va mucho más allá.

Otro aspecto importante es la electrónica analógica. Desde la industria de los semiconductores, intentamos que educadores y alumnos no olviden la necesidad de promover conocimientos de electrónica analógica. Hoy en día los estudiantes se sienten mucho más atraídos a programar una aplicación para Smartphones, que a diseñar una fuente de alimentación para un circuito electrónico. Consideran más “sexy” programar un DSP que diseñar un amplificador operacional. La electrónica analógica va ligada a ecuaciones matemáticas y esto les aburre, es más difícil de enseñar y los profesores a través de Europa también tienden a evitar entrar de pleno en estos conceptos.



“Desde la industria de los semiconductores, intentamos que educadores y alumnos no olviden la necesidad de promover conocimientos de electrónica analógica”

El resultado que estamos obteniendo es, por ejemplo, que cada vez los Smartphones son más potentes, preparados para más aplicaciones, pero llevado a la práctica, nos falla la batería; dichas baterías impiden al final, que podamos disfrutar de todas las prestaciones de nuestros “’potentes” Smartphones. Cuando dichos alumnos se incorporan al mundo profesional, la mayoría de veces van a necesitar un conocimiento a nivel de sistemas y desde la industria, intentamos traspasar a educadores y alumnos dicha necesidad.



6. En tu opinión ¿cómo puede mejorar la calidad de la enseñanza universitaria? ¿es una tarea exclusiva de la universidad o compartida? ¿qué papel tendría cada agente implicado?





Para mí, un aspecto esencial es mantener un diálogo permanente entre academia e industria. Industriales y académicos deben mantener una mentalidad abierta y enriquecerse mutuamente, ya que cuando existe una clara desconexión entre estos dos agentes, los alumnos que terminan sus estudios no están preparados para lo que se van a encontrar en el mundo laboral. Nos encontramos ante una situación de fuerte desempleo juvenil en Europa y, por nuestra parte, los industriales no conseguimos reclutar perfiles que satisfagan las necesidades de empleo que tenemos, invirtiendo en formar a posteriori estos graduados. Los alumnos se encontrarían mucho más preparados con el simple hecho de haber escuchado más a menudo en qué proyectos las empresas están trabajando, hacia dónde evoluciona la tecnología, etc.



“La innovación existente dentro de las universidades en sus proyectos de investigación es inspiradora y se debería mostrar más a los alumnos”

En el caso de la UPV, sería importante también que se les cuente a los alumnos proyectos de investigación que se estén llevando a cabo. La innovación existente dentro de las universidades en sus proyectos de investigación es inspiradora y tal sensación se debería traspasar más frecuentemente a los alumnos, “hablar más de proyectos reales” en clase. Los industriales no podemos permanecer aislados y no contarle a la sociedad en qué estamos trabajando; los alumnos estudiantes de ingeniería deberían tener un interés en informarse - más allá de las aulas- sobre la aplicación práctica de sus estudios y por su parte, es útil que los profesores tengan una fuerte red de contactos en la industria y centros de investigación, que les permita seguir teniendo un espíritu innovador y práctico.



7. ¿Cómo puede contribuir la universidad a preparar a sus alumnos como buenos profesionales y cuáles son las asignaturas pendientes?




Además de aportarles una visibilidad de los proyectos de investigación que se desarrollen en la universidad y darles acceso a una red en la industria, como ya he mencionado anteriormente, otro aspecto importante es preparar a los alumnos en “soft skills”, o habilidades sociales. Por mucho que un alumno tenga amplios conocimientos en ciertos aspectos técnicos, dichos conocimientos quedan enmascarados sin tales habilidades interpersonales: autonomía, coherencia, capacidad de escucha, curiosidad e interés, humildad, empatía, autoliderazgo, etc. Desde el programa universitario de TI, hemos identificado que los alumnos adquieren un buen training en “soft skills” y se adaptan mucho más fácilmente al entorno profesional si han tenido previa experiencia en asignaturas orientadas a proyectos.



“Los alumnos se adaptan más fácilmente al entorno profesional si han tenido previa experiencia en asignaturas orientadas a proyectos”

Además, las asignaturas orientadas a organización de empresas les proporcionan una visión más realista sobre lo que encontraran en su incorporación al mercado laboral. Hemos estado trabajando con el Directorado General DG CONNECT de la Comisión Europea para implementar en su plan de estrategias digitales Horizon2020 recomendaciones sobre educación digital y tales líneas incluyen acciones dedicadas a proyectos y organización de empresas. Por ejemplo, en TI organizamos anualmente una competición “Innovation Challenge”, donde estudiantes de distintas disciplinas pueden crear un equipo y recibir nuestros productos para crear un proyecto de su interés, dándoles acceso a nuestros clientes de automoción e industriales (e.g. BMW, Bosch, Festo…). Los equipos ganadores fueron invitados a presentar sus proyectos en “Electronica”, la mayor feria electrónica en Europa, así como en las instalaciones del “BMW Welt” en Múnich. Allí tuvieron acceso a un amplio público, incluyendo clientes de TI, así como a distintas oportunidades dentro de la empresa, como un curso de formación para emprendedores. Los últimos ganadores, por ejemplo, diseñaron un casco para conductores de motocicletas que informaba los conductores sobre condiciones del tráfico y estado físico del conductor. Se les proporcionó a los estudiantes prototipos reales de su idea y acceso a BMW Motorbikes, que se convirtieron en los primeros clientes de los alumnos. Existen muchas oportunidades en esta dirección (e.g. concursos de diseño, fórmula Racing teams, etc.) y la UPV es una plataforma donde los estudiantes pueden tener acceso a compañeros de distintos backgrounds, pero claramente debe existir una voluntad por parte de los alumnos para profundizar en esta formación complementaria e interacción social en su tiempo libre.




Más noticias

39°28'47.4"N 0°20'33.8"W

Ver en mapa 3Dsólo Windows y MacOS X

Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación. Universitat Politècnica de València
Camino de Vera, s/n. 46022 Valencia Tel: +34 96 387 71 90 Fax: +34 96 387 71 99